Busco Sommelier

Luego del comentario de Luis Juli -cuyo blog descubrí hace poco y me encanta- sobre mi artículo About tintos me puse a pensar ¿Qué hace al Sommelier un buen Sommelier?

Mientras la idea y la comparativa daban vueltas en mi cabeza, comencé a recordar las experiencias que he tenido en distintos restaurantes en mi ciudad, y allí me pregunté ¿Y donde están los Sommeliers?

Poniendo a un lado la crisis que atraviesa Venezuela, por demás del éxodo de capital humano -y estoy clara que influye mucho- no he visto en ninguno de los restaurantes en los que he estado al Sommelier responsable de la carta de vinos o al menos saber su nombre. ¿Será que no los hay? ¿Acaso la responsabilidad del maridaje o la armonía de un determinado plato recae en el paladar del chef de turno? Y no es precisamente meterme con el chef y decir que no conozca sobre el tema (para eso estudió muchos años, con muchos insultos al estilo Ramsay + cortadas + quemaduras) pero creo que ustedes están entendiendo mi punto.

Ramsay

El chef necesita del Sommelier, así como también el restaurante e inclusive yo como cliente y entusiasta del vino. -¿Serlo alguna vez? mmm…maybe

Es contradictorio que, con una modesta industria vinícola y un creciente interés del público Venezolano hacia los placeres del vino, no exista una relación directa con el Sommelier en dado caso de que sí esté trabajando con el restaurante. Sí, el Ron, el cuba libre y el mojito siguen teniendo la delantera pero paulatinamente -y gracias a Dios- están siendo sustituidos con vino al momento de la comida, entre otras ocasiones.

Claramente, existe una especie de vacío y no con intensiones de menospreciar los esfuerzos de la Academia de Sommeliers de Venezuela, pero en mi percepción ése capital humano aún sigue siendo despreciado y depreciado. ¿Que es una tendencia que esta cambiando? Sí, pero así como yo, hay muchos pensando igual. Una de las cosas que más me roba el ánimo en un restaurante es que al momento de ofrecer el vino, no tengan -literalmente- remota idea de lo que están hablando. “Es de Chile”, “es de Argentina” mesoneros que no tienen idea de qué se trata una cepa, varietal o ensamble. De los precios, ni hablar donde lamentablemente lo más caro se considera lo mejor. 

¿Por qué habiendo capital humano y un consumo cada vez más activo del vino, sigue existiendo esta especie de negligencia? ¿Desinterés? ¿Recelo? ¿Falta de pasión y propósito? Definitivamente es un tema amplio para discutir, y algo que es más que obvio es la inexistencia de calidad de servicio. 

not a sommelier

Entonces, ¿Qué hace al Sommelier un buen Sommelier?

  • El Sommelier es una posición de servicio. Si lo eres o estas considerando serlo, debe moverte la vocación de servicio, de impartir tu conocimiento a tus clientes como para ti mismo con pasión, gerencia y propósito.
  • Entrena bien a tu personal. De nada sirve una excelente carta de vinos si el servicio de descorche es mediocre y mal ejecutado. Busca personal que de verdad este afín al mundo del vino y le guste y le apasione tanto como para respetar y entender tus necesidades así como también las necesidades de tus clientes.
  • Para los amantes y entusiastas del vino, eres el rostro del restaurante. No te comportes como un smart ass y por favor no te escondas.
  • Para los restaurantes eres una valiosa inversión que genera ganancias, rentabilidad, captación y fidelidad de clientes potenciales y regulares.
  • Más allá de confiar en puntajes de revistas y expertos, sé tu mismo quien descorche. Deja que el vino hable para que sepas que es lo que conviene y luego puedas exigir con base.
  • Lee a tu cliente. Estúdialo al momento de aproximarte a él o ell@s y analiza su nivel de entusiasmo, si se encuentra estresado, si esta celebrando, si se muestra conservador o abierto a experimentar. Luego, sugiere tus opciones.
  • Describe el vino antes de descorcharlo. Esto puedo ayudarte a evitar problemas con las expectativas y satisfacción de tu cliente.
  • Crea un relación y brinda experiencia, calidad y organización.
  • Sonríe y sé amable con las dudas.
  • Si sufres de miedo escénico, un curso de oratoria será tu mejor inversión.

Realmente, considero que los puntos que expuse son claves tanto aquí en Venezuela como en cualquier parte del mundo. Y si quieres más pues te dejo otros tips de Wine Spectator. Quizás las próximas experiencias en los restaurantes mejore tanto para mí como para todos los entusiastas del vino.

Deseo no esperar mucho por esos resultados.

wine-wankers-waiting

Have a #grape Weekend!

xoxo

Jeka.