Greenery 15-0343: el color hecho bebida

Para muchos de quienes me conocen y me siguen en las redes, no es secreto la devoción que tengo hacia el jugo verde. Adoro el vino, el café y las buenas cervezas pero debido a ciertos eventos con mi salud pues no puedo abusar de ellos -aunque nunca he pretendido hacerlo- y mucho menos de mi cuerpo, así que he tenido que aprender a crear balance entre lo que me gusta respetando y haciéndome amiga de los limites que mi cuerpo me pide tener. Creo en la sana restricción.


 

Lee_Eisemann Pantone Color of the Year 2017 GREENERY

 

 

 

Tampoco es secreto la pasión que tengo por el diseño y por ende el articulo de hoy lo bautice como el color de este nuevo año seleccionado por la gente de Pantone: Greenery 15-0343

 

 

 

 

 


 

img_20161209_075829-1

 

¿Por que motivo? ¿Que tiene que ver una cosa con la otra?  Porque desde hace un buen tiempo, he comenzado a consumir jugos verdes y me pareció divertida la asociación, ademas que en cierto punto no me sorprendió que Pantone eligiera este color porque todos de alguna u otra forma buscamos ser mas verdes, conectarnos no solo con la naturaleza sino también con nuestros propios cuerpos y dejar atrás el exceso de trabajo, estrés, tensiones y de una vez por todas crear balance en nuestras vidas. No es caer en la paranoia de lo fitness, es simplemente ser saludables.

 

 

Así que el día de hoy les comparto mi receta personal del que bauticé como Pantone Juice!

img_20161123_074941

Necesitarás:

1 pepino sin piel

8 hojas de espinaca

1 rama de celery con sus hojas

1 rama de perejil

5 cubos de piña*

El jugo de medio limón

1 cucharada de miel

1  vaso de agua

 

La piña puede ser sustituida por 1 manzana roja sin piel, hojas de lechuga romana, 1 zanahoria cruda y puedes agregarle jengibre a gusto. Si tienes extractor de jugos es buena excusa para que le des uso y en licuadora mantenlo a velocidad media hasta dejar de ver restos de hojas y el color sea firme y homogéneo.

Este jugo lo bebo en las mañanas en ayunas mientras preparo el desayuno, es totalmente refrescante y reconforta el estómago. NO, NO y NO lo uso para adelgazar, ni nada por el estilo. Es un ritual diario para darle las gracias a mi cuerpo, los beneficios es algo accesorio que vienen por sí solos. En un día de calor cae de maravillas  y si sientes el estómago pesado ayuda a calmar el malestar.

 

Espero que le guste y los motiven tanto como a mi!

Hasta entonces,

 

J.

 

Craft Beer: Guayoyo Ale

Feliz comienzo de semana y feliz año nuevo a todos!

En este primer articulo del año, les comparto una nota de cata de una cerveza artesanal de edición especial, creada gracias a la colaboración de los integrantes de mi Coffee Shop favorita y 2 casas cerveceras: Choco&Latte, Cervecería Trovi Bräu y Cerveza Bruselas. 

¿Por que escribir sobre una cerveza de una sola edición? Pues el primer motivo que me lleva a hacerlo es la evolución excepcional que esta cerveza ha sido capaz de lograr. El segundo motivo es ver si logro cierta presión y compasión (cruzando los dedos 🤞) para que la elaboren nuevamente! Ahora bien, hace un par de días atrás escribí sobre las cervezas tipo Ale donde mencioné los diferentes estilos en las cuales son elaboradas, pero debo confesar que obvié -por no decir olvidé- escribir Brown Ale.


ales-08

A pesar que esta cerveza pueda lograr colores ámbar, no es una  Amber Ale debido a que la malta que es usada para desarrollar la Brown es obviamente de color marrón. Este tipo de cerveza fue desarrollada por los británicos en el siglo 18 pero para abaratar los costos de producción -ademas de otros factores- la fórmula dejó de ser utilizada hasta que a finales del siglo 19 retomaron con fuerza su fórmula original. Luego los Belgas y los Americanos la hicieron suya y desarrollaron sus propios estilos.

 


Tenía que explicar esto porque para poder hablar de la Guayoyo Ale hay que conocer primero la Brown Ale debido a que la Guayoyo es una Brown Ale elabora con café. El Guayoyo (para quienes no lo conocen) en Venezuela es el café claro elaborado con un filtro donde las proporciones de agua son mayores a la del café, no puedo decir que es una infusión pero el resultado para que tengan una idea tiende a ser similar.



Esta cerveza fue elaborada a principios del 2016, el cuerpo que la caracterizaba en aquel entonces era denso y envolvente en el paladar, la amargura que proporcionó el lúpulo era totalmente notorio y fresco donde competía con la presencia del café. Los aromas ligeros a cebada y a caramelo complementaban muy bien el color negro brillante que logró esta cerveza. Particularmente no me provocaba acompañarla con un plato en especifico, pero logró versatilidad para deleitarte con dulces elaborados con chocolate oscuro pero, si esta opción no te entusiasmaba, los fiambres ahumados y picantes mandaban.



11 meses después -y gracias a mi compañía- no esperaba poder degustar nuevamente una pequeña reserva de esta cerveza y debo decir que me dejó sin palabras. La evolución que logró obtener es lo que me hizo escribir sobre esta creación. El cuerpo que la caracterizó en un principio se suavizó con el paso del tiempo logrando una textura envolvente y aterciopelada, la amargura se suaviza pero sin dejar de mantener su presencia en el paladar. Totalmente aromática, la explosión del bouquet se mantiene hasta el final y los sabores son lo mejor, esta vez el café, el chocolate oscuro, el caramelo, las notas avellanadas y ahumadas lograron un equilibrio más que perfecto. Esta vez su armonía pedía platos salados y ahumados, snacks y cualquier cosa para picar…¿dulces? no podré dar esa respuesta. El color no era del todo negro porque las notas marrones y ámbar competían entre sí y la espuma se mantenía tan perfecta como si estuviera recién hecha. Quizás lo que ayudó a esta cerveza es que se mantuvo refrigerada todos estos meses, de hecho es algo que es totalmente adecuado debido a que es una cerveza artesanal sin conservantes.

Definitivamente, sigo apostando por la cervecería artesanal provenga de donde provenga porque más allá del trabajo y la inversión que conlleva es un sello de hombres y mujeres que quieren apostar por algo honesto, distinto y divertido. Quienes desarrollaron esta cerveza realmente aman lo que hacen, hacen la diferencia y suman.

 

¿Lograré mi cometido? No lo sé, pero créanme que vale la pena y la gloria.

 


20170101_202430-01

 

 

 

 

(sé que las copas son las incorrectas)

 

 

 

 

 


 

Cheers!

Hasta entonces,

J.

 

Fotos: Instagram/cerveceriatrovi

 

 

Cómo hacer un buen mojito sin morir en el intento

pablo-4

Rico.

Refrescante.

¿Global? No.

¿Universal? SI

El amor que sentimos por el mojito podría tener muchos adjetivos pero lamentablemente, eso no nos salva de ser víctimas de un espantoso y muy mal hecho cocktail al ver nadar tristes hojas de hierba buena.

Para darle fin a esta pesadilla, decidí asesorarme con un bartender y buen amigo entusiasta sobre el asunto, así que si eres amante del mojito esto es para ti y manage like a PRO! 

Necesitarás:

Diy:

Es muy fácil tomar el proceso a la ligera, pero de hecho hay que prestarle atención porque definitivamente hace la diferencia. Sea que lo realices en la cocktelera o directamente en el vaso primero debes colocar las rodajas del limón (un poco de jugo si es de tu preferencia), luego las hojas de menta -entre 10 y 12- y el azúcar ¿Por qué? los tres ingredientes juntos al ser comprimidos o machacados “sueltan” sus sabores, hazlo hasta que sientas el aroma de las hojas de menta.

Agrega mucho hielo y luego los 50 ml (que son más que suficientes) de ron blanco para finalizar y Voila. La soda es opcional para completar el trago y personalmente, me agradan las burbujas!

¿Y por qué no?

Decóralo con una de las rodajas de limón de sobra en el borde del vaso y no olvides un pequeño ramo de las hojas de menta. #cheers!

alvarinho-07

Pensaba que era algo que no se aplicaba a este tipo de cocktail debido a su sencillez en la elaboración, pero de hecho tenemos todo el permiso de adueñarnos de la frase de James Bond y sí…también hace la diferencia. Agitarlo en la cocktelera mezcla todos los sabores y tiende a ser más fácil de beber; en cambio removerlo con la spoon bar, mezcla pero a la vez mantiene los sabores percibiéndolos prácticamente intactos en nuestra boca. it’s up to you!

alvarinho-14

Pues de hecho, cualquiera de las dos opciones es correcta. Si pides un mojito que no este presentado en alguno de estos vasos ya puedes comenzar a dudar porque es un cocktail clásico, que no es precisamente de blackberries, blueberries o el Mai Tai. ¿Vaso lowball? definitivamente no. Punto.

mojito-viudo-15

Como dato curioso que desconocía totalmente, es que el mojito viudo consta de los mismos ingredientes pero sin el ron o algún otro alcohol. Otro dato básico es que el ron blanco es la base del mojito, por supuesto que existen otras variantes y versiones pero, este cocktail es digno para respetar sus ingredientes y por eso, nos encanta.

 

Espero que se animen y hagan un par de tragos (invitaciones son bienvenidas :D)

 

#happythirstythursday

 

Jeka.

 

¿click to tweet? (prometo que tomará menos de 60 segundos)

Colaborador: Cristian Lovera.  lovera27@hotmail.com

Crédito de foto: pixabay

Ilustraciones: Jekaterine Marín

¿suscribirte a mi newsletter?